lunes, 22 de marzo de 2010

Liderazgo mundial




Nos puede pesar más o menos, pero es indiscutible que el liderazgo mundial (occidental) lo detentan dos figuras: el Papa y el Presidente de los Estados Unidos. Este fin de semana hemos podido comprobar qué diferencia tan grande hay entre las personas que actualmente ocupan estas dos plazas.

El Presidente Obama se ha dejado la piel en pelear por un proyecto ante el Congreso USA que significa el mayor logro social en ese país en cincuenta años. Puede parecer increíble, pero allí no existe nada parecido a nuestra Seguridad Social. Todo se gestiona a través de seguros privados que, como es evidente, el que no puede pagarlos no tiene asistencia sanitaria. Así de claro. Además, estos seguros hacen lo que les da la gana con sus clientes, subirles el precio, retirarles el seguro si alguien tiene demasiadas enfermedades, etc. Esta situación queda reflejada espléndidamente en la película Sicko, de Michael Moore, de la que os dejo un tráiler.


El otro personaje, el Papa Benedicto XVI, queda retratado por declaraciones como la de este fin de semana. La Iglesia ha perseguido el pecado hasta la saciedad y los pecadores debemos arrepentirnos y en muchos casos, ni así: los diputados que votaron la ampliación del derecho de aborto en España verán negada la comunión, por ejemplo.


"Haz lo que te digo pero no lo yo hago". Ahora resulta que el Papa exculpa a los pecadores del delito de pederastia, porque hay que condenar el pecado en sí pero ser indulgente con los pecadores. Incluso hace referencia a Jesucristo y dice "el que esté libre de pecado que tire la primera piedra". ¿Se está atreviendo a comparar, por ejemplo, mi "pecado" de ser gay y acostarme con hombres (adultos) con la indecencia de miles de sacerdotes católicos que han abusado y abusan de niños/niñas? ¿Será capullo el tipejo éste?

Más Obamas y menos Ratzingers necesita el mundo, lo tengo claro.



5 comentarios:

Mean Mr Mustard dijo...

Muy buena la comparación entre estos 2 personajes mundiales, Rafa.

La verdad es que lo del Papa y las altas jerarquías católicas es de auténtico escándalo. Yo creo que si Cristo volviese mañana, los echaría a patadas de sus iglesias y sus templos. Vergonzoso a más no poder.

Manuel dijo...

Hola Pettyux:
Realmente son dos personajes diferentes.
Obama ha cambiado el sistema sanitario de USA, que comparativamente podríamos llamar del tercer mundo (incluso en el tercer mundo mucha gente esta cubierta en la precaria sanidad que tienen, más de lo que podían estar cubiertos en el país más poderoso del mundo)Y enfrento a toda una horda de conservadores, que pretendían cuidar su dinero colocado en las aseguradoras, antes de mejorar el sistema sanitario.
El Papa....Soy critico de la Iglesia, más bien de sus jerarcas. Quieren aceptar a los anglicanos que estan en contra del nombramiento de mujeres e incluso de gay como obispos anglicanos, porque siguen sus canones retrogrados. Pero intentan mirar a un lado sobre los pecadores dentro de la iglesia.

Saludos

emejota dijo...

Nada, nada, debemos apoyar a este papa,no deseaba detentar el poder más que otra cosa, pues eso, que le explote en las narices. Para mí este tiene visos de resultar el último papa convencional, al menos eso quiero creer.

chorbyradio dijo...

Sólo dos cositas.
Gran triunfo de Obama. Un aplauso. A ver si el siguiente que venga no lo derriba.
Lo de la jerarquía eclesiástica no tiene nombre.
Ahora que se ven acorralados porque salen muchos casos, en muchos paises, es cuando hay que ser indulgentes.
De buen católico es perdonar a tus enemigos, pero a todos, no sólo ahora a los curas.
El que crea y quiera, tendrá que perdonarlos, pero que sean juzgados y cumplan las penas que, en su caso correspondan.
Lo que ya es de coña, es que pueden seguir siendo curas y ejercer.
Pero si eres, gay o lesbiana, o mujer, y aunque seas buena persona, ayudes a los demás y seas una persona ética y moralmente intachable, no vales para ejercer el sacerdocio.
Bueno, a sí les va en el Vaticano.
De cualquier manera, nunca nos podemos olvidar que en un gran colectivo siempre hay gabazndos negros (en este caso los de arriba) y que hay hombres y mujeres que con su fe y trabajo ayudan a los demás.
Y el que tenga sus creencias, que siga creyendo, que no se las derribe estos señores.
Saludos eléctricos.

Pettylux dijo...

Las diferencias hablan por ellas mismas.
Un gran abrazo a tod@s.