lunes, 27 de septiembre de 2010

Contradicciones


Me reconozco de izquierdas de toda la vida y sin embargo no apoyo esta huelga general, no por estar a favor del Gobierno de ZP, sino porque la veo fuera de lugar, extemporánea, debió hacerse antes del verano y no ahora, una vez aprobada la reforma laboral en el Congreso y santificada por los mercados internacionales. La huelga es una arma muy grande para los trabajadores, pero si no se utiliza en el momento adecuado, puede ser muy dañina.

La situación económica lleva un par de años haciéndose insostenible y las grandes fuerzas sindicales no han dicho ni mu a las medidas impulsadas desde el Gobierno, que no han sido capaces de frenar el aumento de paro vertiginoso, pero tampoco esas centrales sindicales han sido capaces de enfrentarse a ZP antes, para obligarle a dar un giro a la izquierda: bien pertrechados en sus poltronas, Méndez y Toxo no han sabido o no han querido plantar cara al Gobierno que les concede las millonarias subvenciones, hasta que no se ha acercado el periodo electoral (sí, las elecciones sindicales comienzan ahora...).

En fin, el miércoles me veo en la tesitura de ir a trabajar y abrirme paso entre el piquete que me espera. Y sindicalista que soy, qué le vamos a hacer... La vida está llena de contradicciones.

4 comentarios:

Dead_Angel dijo...

Opino exáctamente como tu ¿para que´una huelga ahora que no sirve de nada?
A mi los sindicatos no me han servido de nada cuando he tenido problemas laborales, así que yo tampoco voy a ir a esta huelga absurda que lo unico que conseguirá son enfrentamientos entre trabajadores y crear el caos durante un dia en España.

Manuel dijo...

La huelga esta fuera de lugar, porque son necesarias las medidas. Otra cosa es que fuesen tomadas a destiempo, que fue lo que ocurrió.

No puedo hacer huelga porque me nombraron servicios mínimos.

Saludos

emejota dijo...

No si, ya digo, las contradicciones son la base de nuestra existencia. Un abrazo.

Josep Lluís dijo...

Jo crec que aquesta vaga ha estat mal plantejada des del principi, i paradoxalment, qui més profit n´està traient és la dreta. Hauria d´haver-se plantejat una vaga general molt més abans, i no només contra unes mesures concretes, sinó contra un sistema sencer del que estan agafats dels ous tots els governs, siguen del signe que siguen, i que ha estat realment l´origen d´aquesta crisi. Un model econòmic especulatiu que no ha tingut en compte que els recursos naturals són esgotables, ni tampoc que tots els habitants del món tenim unes necessitats, que uns no les poden cobrir perquè hi ha qui se n´ha aprofitat d´ells i dels seus recursos, i viuen envoltats de luxes. El problela de tota Europa és que ja no hi ha esquerra.