miércoles, 3 de febrero de 2010

El socialista Bono es católico, pero no quiere poner la otra mejilla

Muchos, muchos socialistas católicos han aplaudido las palabras de José Bono cuando ha decidido enfrentarse a la retorciada y muy retrógrada jerarquía eclesiástica española. De siempre Bono se ha definido creyente y eso incluso le ha cerrado algún paso dentro del partido, pero siempre ha apoyado públicamente (otra cosa es su vida interior) los postulados progresistas que han emanado de este gobierno, sea el matrimonio homosexual, el divorcio exprés o el reciente debate sobre la ampliación del aborto, apoyo que se ha correspondido según las encuestas con el de la sociedad.

Ahora en una entrevista concedida a la revista Vida Nueva Bono ha arremetido contra los obispos, dejando de lado el precepto católico de poner la otra mejilla cuando te atizan una bofetada. Y eso es lo que los obispos han hecho, amenazando a los políticos con toda clase de castigos bíblicos, excomunión incluida (y porque ya no pueden disponer de la hoguera, que si no).

Bono considera en dicha entrevista que los obispos "deberían estar más preocupados" por llenar las iglesias de jóvenes que de expulsar a gente como él, Otras perlas de su artillería son: "Yo aspiro a que me dejen vivir en una iglesia en que el mandamiento principal sea el amor, el del perdón, el de la fraternidad, y no el del miedo", "es más emocionante el ejemplo de cristianos solidarios que entregan su vida por los demás que el discurso mitinero y radical de quien sólo busca votos".

Si la iglesia volviera a sus orígenes, si se venerara y siguiera el camino de Vicente Ferrer en vez de, por ejemplo, el creador del Opus, quizá alguno podríamos volver a llamarnos católicos.

5 comentarios:

Mean Mr Mustard dijo...

No me cae demasiado bien Bono, pero en este caso estoy muy de acuerdo con sus afirmaciones.

La Iglesia Católica debería ser la que está al lado de los pobres, de los desfavorecidos, de los marginados... No la que se codea con los poderosos, con ciertos partidos políticos y con ideas retrógradas ancladas en la Edad Media...

mjt dijo...

No todos podemos estar a la altura de nuestras contradicciones. Es condición humana el errar y mirar por uno mismo, sería "divina" reconocer las propias miserias con dolor, intentar superarlas e intentar mirar al otro como a uno mismo, que de hecho lo es, aunque no nos lo parezca. Un abrazo.

ArcoIris dijo...

La jerarquía eclesiástica católica hace que muchos que nos consideremos católicos reneguemos de ellos, no de la fe, pero sí de ir a misa y de oir sus incendiados sermones.
Hay mucho clero católico muy humilde y bueno, no esta gentuza que está arriba.
Besos.

Pettylux dijo...

Según cuenta la Biblio, Jesucristo cargó contra los mercaderes que invadían el templo y fue ejecutado a instancias de los sumos sacerdotes de la época.
Lo que pasaría de nuevo si Jesucristo volviera al mundo.
Un abrazo a tod@s.

Castalla Plural dijo...

Jo crec que podràs ser cristià i socialista, però no catòlic i socialista.
Salutacions.