domingo, 31 de agosto de 2008

OBK, el regreso


Dentro de 23 días saldrá a la venta el nuevo álbum de OBK, Ultimatum, y como es costumbre de la casa, el videoclip de presentación seguramente será estupendo, ya que lo ha dirigido Juan Antonio Bayona, director de la película El orfanato.


El tema que Jordi Sánchez y Miguel Arjona han ido promocionando este verano como adelanto se titula Yo no me escondo, y entra dentro de su línea de tema pop pegadizo y bailable con letra ambigua; mucho se ha hablado sobre la homosexualidad o heterosexualidad de sus componentes y esto es algo que a mí, personalmente, no me importa. Serán o no gays, pero su canción Oculta realidad, del ya lejano 1991, abríó muchas puertas de armarios y de corazones a los jóvenes que veíamos cómo la sociedad tenía el tema como tabú. Y a partir de ahí, muchos de sus trabajos, tanto musicales como sobre todo lo expresado en videoclips, han significado una defensa de la diversidad emocional (Lucifer, Quiéreme otra vez, El cielo no entiende, Sin rencor...). De todos sus discos, Sonorama (2004), una antología de sus mejores canciones y clips, resulta imprescindible.

Con impaciencia estoy esperando la salida de este último trabajo y el estreno del primero de los videoclips. Mientras tanto, os dejo con uno de los que más me gusta, Lucifer, también dirigido hace cinco años por Juan Antonio Bayona.





1 comentario:

Lydom dijo...

La verdad es que es un articulo perfecto sobre ellos. A mi también me importa bien poco si son gays o dejan de serlo, el caso es que se montan unos videos que son como pequeñas películas, toda una lastima que luego sus discos no sean muy homogéneos.
Un saludo Rafa!!