jueves, 5 de febrero de 2009

¡Cuánta hipocresía!

Dos noticias, una de ayer y otra de hoy, me mueven a escribir este artículo. Ya he denunciado en varias ocasiones la hipocresía de ciertos sectores católicos ultra, que atizan el castigo divino a quienes ellos quieren (o mejor dicho, no quieren; gays, divorcidos, abortistas, librepensadores...) y pasan la hoja sin mirar del libro de los desmanes de gente "de bien" (casan a Letizia, divorciada; tapan los casos de pederastia en la iglesia, etc.).

Pues bien, hoy voy a comentar dos casos de hipocresía, católica por supuesto.

Ayer se hizo público que Marcial Maciel, fundador de la secta ultra católica Legionarios de Cristo, además de ser culpable de abusos sexuales a menores, como se demostró hace un tiempo (hay que joderse), además tuvo una amante y una hija secreta. Y todavía el portavoz de Los Legionarios dice que "le estamos agradecidos por los valores que nos ha transmitido, por el carisma" y que "no quieren juzgarlo". Ellos, que se dedican desde sus púlpitos, desde las escuelas, desde las ondas de la Cope, a mandar al infierno al pobretico que haya hecho algo que no les apaña, no quieren juzgar el comportamiento de su mentor (humano, en cuanto lo de tener amante e hija, delictivo, por abusar de jovencitos). Vaya por Dios.

Y otro que también estaría más guapo callado (es un decir) es Al Bano, que para promocionar el disco de éxitos en español que acaba de sacar a la calle no tiene otra ocurrencia que pedirle a los gays "que vuelvan al armario" y nos recomienda que vivamos nuestras cosas en privado. ¿Por qué no vive su catolicismo en privado y deja de entrometerse en la vida de los demás? ¿Alguien le recuerda todos los espectáculos que ha dado, con la búsqueda de su hija, con sus matrimonios, con sus amantes? Él se declara "normal", como contraposición a los gays. Pues si el certificado de "normalidad" lo tiene que dar el Vaticano, o los Legionarios de Cristo, vamos apañados.

Ni un euro para comprar el disco de este tipo, es demasiado normal para merecerlo.

1 comentario:

Charly García dijo...

Lo de los Legionaris de Cristo es increible, si por esta peña y por el opus fuera volveríamos a la Edad Media.

Buen post y buen blog.

Te invito a visitar el mio.

Un saludo, Charly García.
http://notonidas.blogspot.com/