jueves, 19 de noviembre de 2009

Los piratas del Gobierno Valenciano intentan abordar la CAM

"Bajel pirata que llaman, por su bravura, el Temido, en todo mar conocido del uno al otro confín... ¡Sentenciado estoy a muerte! Yo me río no me abandone la suerte, y al mismo que me condena, colgaré de alguna antena, quizá; en su propio navío" (José de Espronceda - Canción del pirata).

En estos días que el pirateo está tan de moda, el gobierno valenciano arrecia su asalto contra la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), entidad financiera que tiene su sede en Alicante, cosa que pone de los nervios a los centralistas peperos de Valencia. El vicepresidente Gerardo Camps, en un ataque directo y a la línea de flotación, tuvo ayer la desfachatez de hacer unas declaraciones en los pasillos de las Cortes que ponían en cuestión la solvencia futura de la CAM, con el daño que unas palabras así, pronunciadas por tan alto cargo, pueden causar en inversores e impositores...

Si la CAM tiene problemas económicos, que puede ser, gracias a los pufos en que el Consell ha obligado a meterse a la entidad (la muy ruinosa Terra Mítica, por ejemplo), no es cuestión de airearlos, porque eso produce más zozobra y pérdidas; ¿o acaso es eso lo que desea el vicepresidente, que Bancaja pueda merendarse la CAM con poco esfuerzo, debilitando a la entidad alicantino-murciana todo lo posible? El vicepresidente, tras recibir las lógicas presiones, ha negado sus declaraciones varias horas después, cuando el mal ya estaba hecho.


Después del circo de Caja Madrid protagonizado por la Espe, ahora viene el asalto pirata de la entidad valenciana, Bancaja, dirigida no lo olvidemos por José Luis Olivas, ex-presidente pepero del Consell. La jugada de Camps es arrebatar a Alicante todo el poder político y financiero, tanto eliminando a Ripoll (decía su segundo de abordo, RIP Costa, que quería meterlo en un furgón policial a él y sus seguidores en la provincia) como laminando la CAM.

Las "fuerzas vivas" de Alicante han saltado al unísono contra la propuesta (Ripoll, empresarios, oposición socialista, sindicatos), así que veremos en qué queda el asalto: es posible que, como en el Alakrana, todo sea una operación consistente en el desembolso por parte de la entidad de unos cuantos millones de euros a las arruinadas arcas autonómicas, para que mediante convenios este gobierno valenciano pueda hacer algo de lo que prometió y nunca llevó a cabo (únicamente sabe derrochar en grandes eventos, que benefician a sus "amiguitos del alma") y quien sabe si, tal como está el tema de la "presunta" corrupción del PP, no acabará algún milloncejo en las arcas del partido para seguir financiando actos propagandísticos.

Os recomiendo la lectura de sendos artículos en El País e Información.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Els del PSOE i els del PP sempre esteu igual: sempre esteu enfrontant Alacant amb València en compte de treballar per a unir més a tots els valencians. Quan mana el PP, és el PSOE el que aireja l'enfrontament. I quan mana el PSOE, és el PP qui ho fa. Sou iguals. Al final, saps que passarà amb la CAM? Que per no voler que es fusione amb Bancaixa es fusionarà amb Caja Madrid. I vosaltres ben contents, perquè no deixeu de ser dos partits molt centralistes.

"El que més s'assembla a un espanyolista de dretes és un espanyolista d'esquerres".

L.M. Santos dijo...

holaaaaaa!
perdona este comentario tonto a modo de saludo.. llegué a vos a través de "Armado de impaciencia".

besoooooooooos!

lm

Pettylux dijo...

Hola Anónimo, creo que como la gente que lee el blog ya me conoce, no necesito justificaciones. Me considero nacionalista cultural, amo y respeto el valenciano (catalán), pero no me considero nacionalista político.
En tu análisis hay dos grandes errores:
1.-No sé si la CAM debe fusionarse con Caja Madrid, como alicantino preferiría que lo hiciera con una caja más pequeña, para que mantuviera el control, pero lo que sí tengo claro es que no es beneficiosa la fusión con Bancaja, por la pérdida de puestos de trabajo, por la gran duplicidad de oficinas que habría. Además, darle todo el poder financiero al PP valenciano sería un suicidio económico.
2.-Tus sentencias son bastante simpl,es. Yo también puedo decir: "Lo más parecido a un nacionalista catalán de izquierdas es un nacionalista catalán de derechas". Basta de victimismo, los nacionalistas sacan de todos lados, pero eso sí, los nacionalistas con poder y representatividad, no los cuatro pringados que hay en el País Valencià.

L.M.Santos, encantado de que pases por aquí, ésta es tu casa.

Un abrazo a ambos.