viernes, 6 de noviembre de 2009

Sentencia sobre el crucifijo y el Estado laico

¿Cómo no se le cae la cara de vergüenza al portavoz de la Conferencia Episcopal, cuando habla del respeto de la Iglesia hacia el ser humano, sea como sea? Son los nuevos fariseos.

Los crucifijos colgados en las paredes de las escuelas públicas suponen una coacción a la libertad de pensamiento de los alumnos. Podéis tener información sobre la sentencia del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo pinchando AQUÍ.

4 comentarios:

Manuel dijo...

Hola Pettylux:
Hay los que se resisten a perder poder. Soy católico, pero no ciego....Todos tenemos cabida, más aun cuando el colegio es público y haya una imagen que no me trasminte nada

Gracias por el comentario en el blog. Siendo sincero, las tonterias que dice Griffin son comparables con la de Güemes. Ambas son extremistas. Pero en principio no quebrantan la ley.
Entiendo su punto de vista, porque cuando escribía la entrada no estaba seguro de como hacerlo.
Guardando las distancias, y mire que hay mucha, quizás los primeros negros e incluso homosexuales que comenzaron a hablar sobre sus derechos, en su momento fueron considerados extremistas....Y fanátisco, conspiraron y lograron darle punto final a los que abrieron el camino. No me mal interprete no quiero comparar los activimos etnicos y sexuales con el extremismo de Griffin. Solo que en ambos casos, hubo quien lo considero tonterias o cosas de psiquiatra.
Definitivamente Griffin forma parte de un grupo que en este caso es de derecha, pero que quizás tenga su contraparte izquierdista. Quien quita si los vientos cambian y al darse cuenta que no lleva a nada sus enunciados, modere el tono. Esa es la diferencia con los activismos étnicos y sexuales.

Saludos y nuevamente gracias

Pedro dijo...

Hola,

Yo sé que en este país hay mucho católico, pero este sobredimensionamiento de las opiniones que públicamente vierte la iglesia no las entiendo.

Pretender que la retirada de un crucifijo en un aula limita la libertad de un católico (por cierto, son menores, igual deberiamos plantearnos hasta que punto se debe dogmatizar a un menor) pero su presencia no limita la del no católico es un disparate tal que creo que no debería estar en el debate público.

La política muchas veces usas argumentos estúpidos para anardecer a las masas, pero lo de la iglesia católica le da tres vueltas de rosca.
Justificar lo injustificable, defender lo indefendible, darle la vuelta a las palabras y a los términos para que no digan lo que obviamente dicen...Es el típico estilo clerical que sólo se es capaz de usar cuando fanáticamente piensas que cualquier cosa que salga por tu boca es la palabra de dios.

chorbyradio dijo...

Cuando no daremos todos cuenta que España es por su constitución un país aconfesional.
Los lugares públicos (entiéndase por publico organismos del estado)no pueden o no deben mostrar nada sobre cualquier religión.
Entiendo que a la Iglesia Católica le cueste enterarse de cual debe ser su posición en la sociedad actual, pero debe de acomodarse poco a poco.
Por último, me hace mucha gracia la gente que se dice católica y se rasga las vestiduras y pone el grito en el cielo por estas cosas y después, aparte de bautizos, bodas y funerales, no pisan las iglesias ni forman parte de ningún organismo ni asociación relacionado con la misma.
Y es que para la "fiesta" de las manifestaciones sí, que resulta que luego no tienen ni idea para que van.
En fin, cada uno con sus creencias y ritos, pero sin intentar imponer.
Que a mí me parece todo bien en cuanto a las religiones, siempre y cuando dichos ritos y doctrinas no atenten contra los derechos humanos.
De imponer nada.
Saludos eléctricos.

Pettylux dijo...

Personalmente apuesto por un estado absolutamente laico, sin querer decir con esto que el que quiera seguir una creencia, la que sea, no deba ser libre de hacerlo, pero no quiero que con mi dinero se financie ninguna iglesia, ni católica, ni protestante, ni musulmana, ni judía ni ninguna.
Que las religiones dominen los estados trae mucho dolor, tenemos demasiados ejemplos pasados y presentes.

Un abrazo.