miércoles, 28 de enero de 2009

Educación para la ciudadanía, aprobada con sobresaliente


La sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Supremo ha sentenciado por amplia mayoría que no cabe la objeción de conciencia de los alumnos, como excusa para no cursar la asignatura de Educación para la ciudadanía (EPC). El resbalón que ha dado aquí el PP y las asociaciones ultra-católicas es de órdago la grande. ¿Pero qué se habían creido, que esto era como el aborto? ¿Por qué la derecha más montaraz siempre quiere desobedecer las leyes que no le gustan? Las leyes son para todos, ya quisiera yo objetar y no pagar impuestos, porque una parte de los mismos sirven para financiar a la iglesia católica... pero me aguanto y pago. Tantos y tantos años de religión en las escuelas, pagada con dinero público, y porque se intenta desde el Gobierno implantar una asignatura que, ojo, existe en multitud de países, sobre lo que es correcto y lo que no es correcto políticamente para ser un buen ciudadano, ¡hala, a por ellos, los rojos quieren adoctrinar a nuestros pequeñines!

La facultad de dirigir la educación es del Gobierno, no de la oposición ni de la iglesia católica... que se vayan enterando de una vez.

Viñeta de Forges

1 comentario:

Héctor dijo...

A ver si aprenden de una vez que el pais no les pertenece